lunes, 30 de marzo de 2009

El Jueves 26 estuvimos visitando nuestro pasillo, que se ha convertido en una maravillosa noche estrellada. Como nos apetecía verlas con mucha calma, nos echamos en el suelo con colchonetas y escuchamos historias de las constelaciones ambietadas con música.