viernes, 21 de noviembre de 2008

Sensacional todo lo relativo a la actuación/nes del alumnado. pero lo de los maestros obliga a poner toda la carne en el asador para la próxima ocasión.
Rogamos disculpas a nuestro querido público y nos comprometemos ... ¿o nó? ... a hacerlo infinitamente mejor para la próxima.

Ya decía yo la víspera que estaba nervioso.